Concepts

De imposibles al futuro próximo: Teletransportación cuántica

08 enero 2021

De imposibles al futuro próximo: Teletransportación cuántica

Internet cuántico y el procesamiento invisible de datos (Parte I) 

Si bien, no siempre fue el capitán Kirk que decía “Teletranspórtame, Scotty”, para llegar al centro de control sin interrupciones de tiempo, sí es un hecho que la tecnología de teletransportación ha sido un leitmotiv en la clásica saga de ciencia ficción Star Trek.

via GIPHY

 Y como cualquier historia de ciencia ficción, este hecho nos ha hecho soñar muy alto, pero también nos ha llevado a preguntarnos, ¿será posible algún día lograrlo? Si nos referimos a la cultura popular, es común ver que muchas de estas posibilidades casi hasta mágicas, son recurrentes en las narrativas ficticias. Sin embargo, muchas veces no se trata de un disparate. Es decir, mucha tecnología que se pensaba imposible siglos atrás, ahora es más común que nada. 

Tal y como mencionó alguna vez el médico del siglo XX, sir William Osler: “las filosofías de una época se han convertido en los absurdos de la siguiente, y las locuras de ayer se han convertido en la sabiduría del mañana”. 

Así que pensar en imposibles es, en realidad, la ciencia en la que los físicos estudian por años en sus laboratorios. Por eso siempre es fascinante ver lo que los grandes escritores de ficción tienen por imaginar y crear, para que en un laboratorio futuro, se consiga en el plano real. Asimismo, el concepto de lo cuántico comenzó a apoderarse de las cabezas de algunos genios, abriendo puertas que antes se pensaban exclusivas de la fantasía. 

Aterrizaje a una ciencia cuántica

Reparemos en lo que significa lo cuántico, de qué va y de ahí partamos a que la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio de EE.UU. (NASA) recientemente ha conseguido la teletransportación cuántica a larga distancia, para después entender qué es lo que esto significa y qué repercusiones en el mundo como lo conocemos tendrá. ¿Es el inicio de una nueva era? ¿ Será posible pensar en viajes internacionales a través de esta tecnología? ¿Qué es el internet cuántico?

En la brevedad de las cosas, aterricemos que cuántico se refiere a lo que está relacionado con ciertos saltos de energía al emitir o absorber radiación, que se conocen como “cuantos“. Este concepto fue creado en el año 1900 con la proposición de la teoría cuántica por el físico alemán Max Planck (1858-1947) en el que explicaba que en un cuerpo oscuro la radiación se mide por la cantidad de luz.

De ahí, las posibilidades científicas y los estudios realizados y pendientes relacionados con la cuántica, representan un mundo de posibilidades dignas a los escenarios de la cultura popular que nos invitan a soñar. 

Aunque todavía no estamos ni un poco cerca de lograr teletransportarnos como el capitán Kirk, y demás personajes ficticios, sí estamos a un paso de lograr el internet cuántico. Ya que, recientemente un equipo de investigadores de la NASA en conjunto con Caltech (El Instituto de Tecnología de California), consiguió efectuar la teletransportación cuántica a larga distancia. 

Sin embargo, aunque quizá sea un poco desalentador pensar que no se ha logrado algo que nos acerca a la narrativa de Star Trek, sí deberíamos alegrarnos porque esto ha dado el salto a que las comunicaciones futuras cambian radicalmente, y con ello el mundo como lo conocemos.

Este estudio lleva ya unos años operando, y es que ahora se consiguió un avance significativo que nos estaría llevando al internet cuántico. Es decir, a una red con una inimaginable velocidad, seguridad y potencia extraordinaria. 

La tecnología de teletransportación se basa en transferir partículas cuánticas que están entrelazadas y que son interdependientes la una de la otra, a grandes distancias.

Algo que ha fascinado sobre la física cuántica, es el haber descubierto que estas partículas cuánticas que son conocidas como qubits, conocen las propiedades de su otra partícula y cambian su comportamiento cuando la otra lo hace. Por lo que si uno de estos qubits presenta una modificación, la información del cambio se teletransporta por una fuerza invisible entre ellas para que la otra partícula pueda adaptarse a la modificación de la primera.

Esta ciencia nos lleva a relacionarla, incluso, con las filosofías budistas y aquellas visiones abstractas que se involucran con el mundo de la meditación, y las distintas perspectivas de los estados de conciencia que mutan según su contexto cultural. Es decir, desde aquello que los antiguos pensadores budistas visualizaban como el mundo “real”, en nuestro interior, hasta el clásico cielo e infierno que dibuja a grandes rasgos la religión cristiana. 

Sobre lo que se ha logrado recientemente, nos dibuja un escenario en el que la transferencia de información de manera estable, podría servir para crear redes cuánticas de qubits entrelazados que podrían mejorar la tecnología de manera exponencial para aumentar la velocidad, la potencia y la seguridad de la computación en relación con las computadoras actuales, por muy nuevas que estas sean ahora.

Es decir, estamos a un paso del internet cuántico, mismo del que hablaremos en la segunda parte de este texto. Mientras tanto, es momento de abandonar la idea de que lo imposible será así por siempre, y pensemos en que no estamos muy lejos de lograr una realidad como la hemos pintado desde tiempo atrás con nuestras leyendas, creencias y narrativas ficticias. 



Escrita por:

Paulina Martínez

08 enero 2021

Compártelo en tus redes: